martes, 13 de septiembre de 2016

CINCO CLAVES PREFERENTES EN LA ACCIÓN PASTORAL

Han sido cinco las claves de la “Acción Pastoral” durante estos nueve años en nuestra comunidad parroquial. La razón por la que se ha convertido en preferentes, viene dada por las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia, las directrices diocesanas, vuestras aportaciones y mi experiencia personal.
1ª ESPITUALIDAD
No somos funcionarios, ni miembros de una ONG. Todo lo que hacemos y el por qué lo hacemos se sustenta en una mística que lo sostiene, la fe en Dios, Padre de todos, que quiere la salvación de todos y que nos amenos como hermanos. Esta fe nos lleva a vivirlo en compromisos concretos de servicio a los demás con el estilo y pedagogía de Dios. De esta clave nacen: la  oración al comenzar una reunión o encuentro, los retiros, la oración ante el Señor Sacramentado, en tiempos concretos o durante todo el día, la lectio divina, la lectura continuada de la Palabra, y la celebración de la Eucaristía, fuente y cumbre de la vida cristiana.
2ª CORRESPONSABILIDAD
Hay que construir una Iglesia más desclericalizada. El presbítero es el que preside, pero no el que tiene que hacerlo todo. Una Iglesia en la que todos los miembros son necesarios, todos han de ser activos on diversidad de dones y funciones para el bien de todos, para la comunión. Corresponsabilidad significa responsabilidad compartida, y se opone a la indiferencia, a la pasividad, al acaparamiento, a la imposición, al protagonismo personal, al egoísmo y a la autosuficiencia.
3ª PROGRAMACIÓN
Pasar de una pastoral de mantenimiento a una pastoral de crecimiento. Partir de los que viven, hablan, piensan los hombres de hoy: la realidad social; y descubrir por donde debería caminar según los criterios del Evangelio: Objetivos; y por último buscar caminos y medios posibles para conseguirlos, sin olvidar la revisión de lo realizado para descubrir los fallos y aciertos en orden a su consecución. La finalidad es conseguir una Iglesia servidora del mundo y sacramento de salvación para todos los hombres.
4ª ALEJADOS
Es el sector más numeroso de las parroquias. No podemos seguir pensando que con abrir los templos y tocando las campañas, vengan a la Iglesia. Hay que salir en su búsqueda, hay que saber acogerlos cuando vienen a solicitar algún servicio de la parroquia. Algunas actividades se han realizado en este sentido, aunque es mucho el camino que queda por recorrer. Buzonear las viviendas de la parroquia, viacrucis por sus barrios invitándoles a participar en él, visitar enfermos. Cuidar la acogida en Cáritas, Catequesis, preparación al Bautismo, curso Prematrimonial, celebración de Bodas de oro y plata y al solicitar alguna partida sacramental.
5ª FAMILIA

Es la institución más atacada, pero la más transcendental para la sociedad y para la Iglesia, y también la mejor valorada por los jóvenes. Si la familia es cristiana, al menos a los hijos se les educa en la fe y moral cristianas. Recibirán una visión cristiana de la vida, del trabajo, de la sexualidad, del dinero, del respeto a la vida, del dialogo, del perdón… y a la larga, la transformación de la sociedad. Para potenciarlo se ha programado y creado el “Pregón de la Familia” y el “Rosario en familia” en torno a la Navidad. Visita a la casa de los niños bautizados en los días previos a la Candelaria. Las “Jornadas de la Familia”, la oración ante el Señor por la vida y por la familia, la preparación al sacramento del Bautismo y el curso renovado del sacramento del Matrimonio.
Santos Mariano Lorente Casañez